sábado, 4 de marzo de 2017

El artista Banksy abre un hotel en la ciudad palestina de Belén

El artista Banksy, famoso mundialmente por sus graffitis y cuya identidad se desconoce, abrió un hotel en la ciudad palestina de Belén, tan solo a unos metros del muro que Israel construyó en Cisjordania.
El establecimiento, The Walled Off Hotel (El Hotel Amurallado), cuenta con diez habitaciones que admitirán huéspedes a partir del 20 de marzo, aunque desde el día 11, el público podrá visitarlo.
“Es el hotel con las peores vistas del mundo y solo tiene 25 minutos de luz del sol directa al día”, aseguró el sábado Wisam Salsaa, director de The Walled Off Hotel, en una visita para un grupo de periodistas.
Desde las habitaciones del hotel se ve el muro de Cisjordania y desde algunas de ellas también se divisa uno de los asentamientos judíos edificados en territorio palestino ocupado, ilegales según la ley internacional.
Banksy diseñó y decoró el nuevo establecimiento, que él mismo define como “hotel, tienda de té, museo casero con una galería de arte, una tienda de material para graffitis y un centro turístico todo incluido para vándalos”, según un comunicado distribuido a la prensa por representantes de Banksy llegados desde Londres para poner en marcha el proyecto.
“Todo en este hotel tiene un significado, está muy relacionado con el papel histórico del Reino Unido en esta región, que empezó con Lord Balfour prometiendo esta tierra a los judíos, así comenzó el conflicto”, explica Salsaa cerca de una estatua de Balfour.
Banksy, a quien se define como dueño del hotel, indicó en el comunicado que “hace exactamente cien años desde que Gran Bretaña tomó el control de Palestina y empezó a reordenar los muebles con resultados caóticos”.
“Es un buen tiempo para reflejar lo que ocurre cuando Gran Bretaña toma una enorme decisión política sin comprender totalmente sus consecuencias”, subrayó.
Resultado de imagen para Banksy

El vestíbulo del hotel está ambientado “para parecer un club de caballeros ingleses de los tiempos coloniales” y salpicado de detalles alusivos al conflicto entre palestinos e israelíes.
La suit principal luce un graffiti de cuatro leopardos dibujado por Banksy, una bañera redonda con un depósito agujereado por balas e idéntico a muchos de los que se ven en los tejados de las casas palestinas, una enorme cama escondida entre cortinas rojas, obras de artes originales, una biblioteca, un bar, una sala de lectura y dos baños.
Banksy, que visitó Belén por primera vez en 2005 y dibujó varios graffitis en la ciudad, define su hotel como la “única atracción del mundo dedicada a la biografía de una sola estructura de hormigón”, en referencia al muro de Cisjordania.
El artista espera que su hotel sea “una cura para el fanatismo”, revitalice la economía de Belén, castigada por la ocupación, y atraiga también a israelíes.
Sputnik Novosti



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada