jueves, 20 de septiembre de 2018

Stormy Daniels afirma que Trump en la cama deja mucho que desear

La actriz porno reveló detalles de la relación con el presidente de Estados Unidos en su libro Full disclosure


Resultado de imagen para trump small penis

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no deja siempre una buena impresión. Para la actriz porno Stormy Daniels el sexo con el magnate, con quien asegura sostuvo un corto romance en 2006, ha sido “el menos impresionante” de su vida.
Los detalles de esa relación estarán en manos de todos cuando se publique el 2 de octubre su libro “Full disclosuredel cual el diario The Guardian reveló algunos fragmentos el pasado martes.
A las partes íntimas del Jefe de Estado las compara con “una enorme cabeza de hongo” y sostiene que su pene es “más pequeño que el promedio”, pero “no anormalmente pequeño”. “Y yací allí, molesta porque me estaba follando a un tipo con pubis de Yeti y un pene como el personaje de Mario Kart”, detalla en la publicación.
Además, lo presenta como un “payaso e inseguro” y cuestiona que tengas las capacidades para ser el Presidente de la nación, reseñó El País.
La actriz porno cuenta en el libro que su aventura con Trump empezó por una invitación de uno de sus guardaespaldas a una cena con el magnate y entonces conductor del programa El Aprendiz. “Puede haber sido el sexo menos impresionante que tuve en mi vida, pero claramente él no compartió esa opinión“, acota.
Según ella, el Mandatario le ofreció un lugar en el programa de televisión y le sugirió que podía hacer trampa para que permaneciera más tiempo en el show. “Iba a hacer que yo hiciese trampa y fue 100% idea suya“, relata.
Finalmente, afirma que nunca pensó que Trump lograría la victoria en las elecciones presidenciales de 2016, porque creía que “ni siquiera” quería ser Jefe de Estado.

Noam Chomsky visitará este jueves al expresidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva

Hace 20 años el pensador norteamericano y  profesor de lingüística del Instituto de Tecnología de Massachusetts  conoció a Lula  y desde entonces quedó y continúa muy impresionado con líder social
El destacado intelectual y activista estadounidense Noam Chomsky visitará este jueves al expresidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, quien desde el 7 de abril cumple una condena por presunta corrupción pasiva y lavado de dinero.
“Hay problemas con la democracia en Brasil, problemas contundentes”, enfatizó Chomshy, en el seminario internacional Amenazas a la democracia y al orden multipolar, organizado por el Partido de Los trabajadores (PT) “No puede dejarse de lado el hecho de que Lula debería ser, por derecho, candidato en las elecciones presidenciales convocadas para el próximo mes de octubre, manifestó el intelectual.
El erudito  se encuentra en Brasil desde la semana pasada para participar  en la actividad, organizado específicamente en Sao Paulo por la Fundación Perseu Abramo, del (PT).
LUIZ INÁCIO LULA DA SILVA Y NOAM CHOMSKY
Hace 20 años el pensador norteamericano y  profesor de lingüística del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) conoció a Lula  y desde entonces  según lo amnifestado en el encuentro quedó y continúa muy impresionado con líder social.
En su ponencia el  estudioso  destacó el papel que han jugado los medios oligopólicos contra los gobiernos de izquierda y centro-izquierda que pasaron por América Latina durante los últimos años y afirmó que en Estados Unidos o Inglaterra  una situación similar es impensable “eso no hubiera acontecido”.
NOAM CHOMSKY
El lingüista que  cumplirá 90 años de edad en diciembre reiteró que “en los llamados ‘países libres’ eso jamás sucedería: una prensa uniformemente contra los gobiernos sería un comportamiento inaceptable”.
Diversos son los mensajes de solidaridad que ha recibido el exmandatario de Brasil, por parte de presidentes y altos funcionarios de diversos organismos internacionales entre ellos; el ex director general adjunto de la Unesco Pierre Sané, quien le transmitió un mensaje a través de una carta  de solidaridad y apoyo en nombre de todos los activistas y demócratas africanos.
“Para nosotros, usted es hoy el símbolo de la lucha por la democracia en el mundo, como Mandela fue símbolo de la lucha contra el racismo“, escribió Sané antes de agradecerle por el compromiso que como presidente de la nación siempre asumió con los derechos sociales, económicos y culturales de todos los brasileños.
El 31 de octubre el Tribunal Superior Electoral de Brasil votó en contra de que, Luiz Inácio Lula da Silva,  de 72 años  se postulara  a los comicios presidenciales  a celebrarse en octubre. La decisión se dio con 6 sufragios  en contra y 1 a favor.  Esta sentencia se anuncia  a pesar de que la Organización de Naciones Unidas  aconsejó a las autoridades de la nación amazónica, permitir la candidatura de Lula.

Fuente: Prensa Latina

miércoles, 19 de septiembre de 2018

Medios holandeses ‘descubren’ el apoyo de su país a los yihadistas

Dos periodistas holandeses han revelado cómo el Gobierno de Países Bajos gasta millones de euros en automóviles y equipo para los yihadistas sirios.
Aunque sorprendió a muchos, el tema en realidad no era siquiera novedoso, sino información vieja no publicada por la prensa dominante e ignorada por los políticos durante más de un año.
De acuerdo con el diario Trouw y el programa de televisión Nieuwsuur y sus periodistas Ghassan Dahan y Milena Holdert, el Gobierno de Países Bajos realizó un ‘programa de ayuda no letal’ entre 2015 y 2017 diseñado para ayudar con equipo y dinero al Ejército Libre Sirio y otros grupos que intentaban derrocar al Gobierno de Bashar Asad.
Nadie conocía su verdadero alcance, o sea, a quién estaba destinada exactamente la ayuda. Así, durante dos años, las autoridades mandaron camionetas Toyota Hilux a grupos terroristas antigubernamentales en Siria.
Ver imagen en TwitterVer imagen en Twitter
Exhibit A: the €25K Toyota Hilux “Cool Comfort” in a Dutch dealership lot on a lazy Saturday afternoon. Exhibit B: Same model in a 2015 vid with machine gun in the back, Jabhat al-Shimaya attacking government troops in war-torn Aleppo. Looks quite non-lethal, ain't it?
La investigación identificó al menos a seis grupos terroristas que estaban recibiendo camionetas Toyota e Isuzu, así como portátiles, teléfonos vía satélite, mochilas y otros equipos pagados por los contribuyentes de los Países Bajos.
Uno de los grupos, el Jabhat al Shimaya —también conocido como Frente de Levante—, fue incluido en la lista de la Fiscalía holandesa como organización yihadista salafista.
Otros grupos supuestamente moderados también parecen haber sido culpables de crímenes de guerra y violaciones graves de los derechos humanos.
El mismo tema había sido cubierto 15 meses antes por el periodista del portal Novini Eric van de Beek.
Ver imagen en TwitterVer imagen en Twitter
Eric van de Beek @beek38 writes for Novini – an independent online “samizdat” platform. He lives far away from political battles, in North Holland's Hoorn, but it was Eric, who started banging pots and pans about "the circus" with NL govt aiding terrorists.
Según el periodista, su propia investigación comenzó cuando preguntó a varios parlamentarios de Países Bajos si conocían el programa de ‘ayuda no letal’. Solo tres partidos democristianos le respondieron, mientras que otros políticos prefirieron ignorar el tema.
“Esto realmente me frustra, pero debo decir que este periódico [Trouw] hizo un muy buen trabajo, porque llegó más lejos que yo hace un año”, confesó Van de Beek a Sputnik. Trouw y Nieuwsuur entrevistaron a numerosos miembros de grupos rebeldes, de los cuales muchos sabían perfectamente de qué lugar procedía la ayuda y “estaban agradecidos”.
Ghassan Dahan y Milena Holdert rehusaron hablar de su investigación en Sputnik. Eric van de Beek asegura que este tipo de reacción es típica de “medios rusofóbicos”.
Con la exitosa campaña antiterrorista en Siria, las investigaciones así están perdiendo su valor, opina Van de Beek: “El Gobierno ya ha detenido la ayuda. Además ya no hay rebeldes a los que apoyar, salvo en Idlib”.
Sin embargo, no está claro si los hechos descubiertos por los periodistas holandeses pueden desencadenar acciones legales adicionales contra altos cargos actuales o retirados del Gobierno responsables de regalar equipo de última generación a yihadistas en una Siria devastada por la guerra.

Sputnik

90 venezolanos retornan este miércoles desde Perú con el Plan Vuelta a la Patria

Este martes un grupo de 90 venezolanos retornará al país desde Perú a través del Plan Vuelta a la Patria impulsado por el Ejecutivo Nacional.
La información la dio a conocer la cancillería venezolana a través de la red social Twitter, donde se mostró el ambiente festivo bajo el que se reunían los connacionales en la sede de la embajada de Venezuela en ese país.
“En el marco del Plan Vuelta A La Patria 90 connacionales parten de Perú gracias al apoyo del Gobierno Bolivariano liderado por el Presidente Nicolás Maduro”, escribió la cancillería.
Por su parte, la embajada venezolana en Perú informó que el tercer vuelo procedente del país inca traerá consigo a 8 familias completas, incluyendo a 10 embarazadas, 27 niños, 26 casos médicos y 6 personas que en territorio peruano se encontraban en situación de calle.
Con este grupo, serán 280 los venezolanos que regresan al país desde territorio inca, y más de 3 mil los que han sido repatriados desde Brasil, Ecuador, Panamá, República Dominicana, Colombia y Argentina donde han sido víctimas de casos de xenofobia y discriminación.
El programa Vuelta a la Patria tiene como finalidad apoyar a los venezolanos que emigraron pero que, tras encontrarse con una realidad adversa en otras naciones, ahora desean retornar a Venezuela, con la premisa de estudiar, trabajar para la paz y la prosperidad socio-económica de la nación.
AVN

La lucha por el bosque de Hambach en Alemania es la lucha por el futuro del clima


Resultado de imagen para hambacher forstLa lucha por un trozo de bosque en Alemania es mucho más que una protesta de románticos amantes de los árboles. Es la lucha por el futuro de la energía y la protección del clima mundial, dice Sonya Diehn.


Puede que se haya enterado del drama que se desarrolla en el bosque de Hambach, a solo 50 kilómetros de la sede de DW en Bonn, Alemania. La Policía está desalojando de allí a un grupo de activistas que han estado ocupando parcelas y árboles en los que han construido viviendas durante los últimos seis años. Pero lo que no se ha destacado suficientemente es la gran importancia que tiene el resultado de esta lucha en cuanto al futuro de la energía en Alemania, así como en cuanto a la protección del clima en todo el mundo.
Resultado de imagen para hambacher forst
Los hechos

El consorcio energético RWE maneja algunas de las mayores minas de carbón en Europa, entre ellas, la mina de Hambach, en el oeste de Alemania, cerca de la frontera con Francia, Bélgica y los Países Bajos. RWE ha ido expandiendo el terreno de las excavaciones, a la vez que ha sacado provecho económico del carbón, desde hace décadas. A orillas de la inmensa mina a cielo abierto, quedan unas pocas hectáreas de vegetación: el bosque de Hambach.

Desde 2012, los activistas han estado viviendo en casas construidas en los árboles, hasta el día en que RWE, propietaria del terrero, se los permitiera. RWE tiene la autorización legal de talar una cierta cantidad de bosque, cada año, para extraer el carbón mineral que se encuentra en su suelo. Ahora, el gigante energético quiere derribar el bosque, justo cuando el Gobierno alemán ha encargado a una comisión especial estudiar la forma y la fecha en que el país abandonará la producción de carbón, el combustible fósil más contaminante. Alemania, durante mucho tiempo un líder de la transición a las fuentes renovables de energía, sabe que tiene que dejar el carbón para proteger el clima.
Ganancias a corto plazo vs. bienestar a largo plazo


Pero Alemania es esquizofrénica en lo que respecta a la energía. Por un lado, se ha impuesto ambiciosos objetivos de reducción de emisiones, y por el otro, el Gobierno ha estado cediendo al poder del lobby del carbón posponiendo su abandono. Todo esto, a pesar de que la salida del carbón es inevitable, especialmente porque las energías renovables ganan rápidamente ventaja como fuentes de energía más baratas.


Resultado de imagen para hambacher forst

El resultado de esta lucha dará forma al futuro de la energía en Alemania: si el bosque es talado, y el carbón es extraído para quemarlo, es una señal de que las cosas seguirán por años, como hasta ahora. Es probable que Alemania no cumpla con los límites de emisiones y contribuya así al dañino cambio climático. Pero si el bosque permanece intacto, podría ser un verdadero punto de inflexión para el futuro energético de este país.
Negocios, como siempre

Los activistas se han enfrentado a un fuerte oponente: mantener el estado de cosas, como de costumbre. Los cuidadores de árboles son personas pacíficas e idealistas que defienden lo que creen que es correcto. Aman la naturaleza y señalan cuán biodiverso es este pedazo de bosque. El bosque de Hambach es valioso debido a que es un recordatorio permanente de la antigua superficie boscosa que una vez se extendió por Alemania y por gran parte de Europa.

Entonces, ¿qué valoramos más y qué queremos para nuestro futuro? ¿Una naturaleza intacta y sostenibilidad, o las ganancias en moneda contante y sonante de los combustibles fósiles y catástrofes climáticas? Este es el verdadero sentido de su lucha.

Los contradictores señalan que si el carbón no se extrae, se perderían varios miles de empleos. Pero, ¿cuántos empleos se perderán si el cambio climático avanza? El extremo verano de Alemania en 2018, con sus pérdidas de hasta de un tercio de las cosechas, es una muestra de lo que está por venir si las cosas continúan así.

Otros argumentan que los activistas se equivocan al ocupar propiedad privada de RWE. Pero el hecho de que algo sea ilegal no significa que no deba hacerse. En siglos pasados, el voto de los negros era ilegal. Y, si nadie se hubiera opuesto, aún sería ilegal.

Del mismo modo, el hecho de que algo sea legal, no significa necesariamente que sea lo correcto. Lo moralmente correcto para el Gobierno alemán sería parar la tala del bosque de Hambach, así como la consiguiente extracción y quema del carbón. Esto enviaría una señal al mundo en el sentido de que es hora de detener el predominio de los combustibles fósiles, y de reorientar nuestras economías energéticas hacia un futuro sostenible.





Industria del carbón o protección del clima

La compañía de energía RWE quiere talar el último 10% del bosque que queda en Hambach. El 90% de este gran bosque ya ha sido destruido para la extracción de lignito. En dos años y medio, las excavaciones podrían haber llegado al borde del bosque. La lucha por el bosque restante es una batalla de intereses: la industria del carbón contra los protectores de la naturaleza.


Protección policial para la tala del bosque

A pesar de todas las apelaciones y las interpelaciones jurídicas en curso, el proveedor de energía RWE se apega a su plan de deforestación. El próximo 1° de octubre, la tala de los árboles podría comenzar. Los taladores de RWE preparan el derribo de los árboles bajo una fuerte protección policial.


Vida en un árbol

Desde hace seis años viven jóvenes en el bosque de Hambach. Allí han surgido pequeñas aldeas con casas en los árboles. En las copas de los árboles hay puentes de cuerdas para los vecinos. Estos defensores del medioambiente buscan evitar la tala del bosque con su protesta. Entre 100 y 200 personas viven actualmente en el bosque de Hambach.


Resistencia, hasta el fin de la explotación de carbón

Clumsy vive en una casa de árbol en el bosque desde hace cinco años. Para él, el cambio climático es la mayor amenaza para la humanidad. La extracción de carbón es, según él, ilegal. Con su protesta, quiere asumir la responsabilidad por las generaciones futuras, y considera que la suya es una lucha por los derechos humanos.


Visitas diarias

Actualmente, los habitantes del bosque reciben muchas visitas. En la actualidad son varios cientos los ciudadanos que asisten al bosque los domingos. Se quieren informar sobre la importancia del bosque y expresar su simpatía y solidaridad.


Apelan a detener la tala

El habitante del bosque más joven tiene casi un año de edad. La intención de RWE de derribar el bosque ha indignado y movilizado a los oponentes del lignito. Ambientalistas, ciudadanos de pueblos vecinos, ONGs y políticos están exigiendo la moderación de RWE hasta fin de año. Hasta entonces, una comisión gubernamental presentaría un plan para abandonar la explotación de carbón.


Recorrido turístico

Los domingos el pedagogo forestal Michael Zobel explica a los ciudadanos las ventajas del bosque de Hambach. En este bosque hay robles de más de 300 años. Sus habitantes, el murciélago de Bechstein, el pájaro carpintero de pico medio y el lirón están en peligro de extinción. La importancia del bosque es desconocida para muchos visitantes.


Miedo al arresto y escalada de la confrontación

Durante una sesión de preguntas y respuestas, una habitante del bosque responde preguntas sobre la vida en el bosque, la protesta y las reacciones de la Policía. También le preocupa el clima, las vidas de las generaciones futuras, y confiesa que “teme ser arrestada, solo por vivir en el bosque”.


¿Qué tan militante es la protesta?

La policía aseguró en las últimas semanas que ha sido atacada con piedras por militantes con pasamontañas. Sin embargo, la mayoría de los habitantes del bosque son pacíficos. Al igual que estos dos jóvenes activistas con un extintor de incendios, considerados, en algunos casos, por la Policía como “supuestas bombas” que han sido explotadas, por precaución.


Situación legal no es definitiva

Aunque RWE tiene un permiso para talar, la organización medioambiental BUND ha apelado contra esa decisión. Dirk Jansen, de BUND, explica la situación a los miembros de la Comisión del Carbón. Según Jansen, el Tribunal Administrativo Superior de Münster podría fallar hasta finales de septiembre a favor de detener la tala.


Industria del carbón o protección del clima

La compañía de energía RWE quiere talar el último 10% del bosque que queda en Hambach. El 90% de este gran bosque ya ha sido destruido para la extracción de lignito. En dos años y medio, las excavaciones podrían haber llegado al borde del bosque. La lucha por el bosque restante es una batalla de intereses: la industria del carbón contra los protectores de la naturaleza.


Protección policial para la tala del bosque

A pesar de todas las apelaciones y las interpelaciones jurídicas en curso, el proveedor de energía RWE se apega a su plan de deforestación. El próximo 1° de octubre, la tala de los árboles podría comenzar. Los taladores de RWE preparan el derribo de los árboles bajo una fuerte protección policial.


Vida en un árbol

Desde hace seis años viven jóvenes en el bosque de Hambach. Allí han surgido pequeñas aldeas con casas en los árboles. En las copas de los árboles hay puentes de cuerdas para los vecinos. Estos defensores del medioambiente buscan evitar la tala del bosque con su protesta. Entre 100 y 200 personas viven actualmente en el bosque de Hambach.

Resistencia, hasta el fin de la explotación de carbón

Clumsy vive en una casa de árbol en el bosque desde hace cinco años. Para él, el cambio climático es la mayor amenaza para la humanidad. La extracción de carbón es, según él, ilegal. Con su protesta, quiere asumir la responsabilidad por las generaciones futuras, y considera que la suya es una lucha por los derechos humanos.


Visitas diarias

Actualmente, los habitantes del bosque reciben muchas visitas. En la actualidad son varios cientos los ciudadanos que asisten al bosque los domingos. Se quieren informar sobre la importancia del bosque y expresar su simpatía y solidaridad.


Apelan a detener la tala

El habitante del bosque más joven tiene casi un año de edad. La intención de RWE de derribar el bosque ha indignado y movilizado a los oponentes del lignito. Ambientalistas, ciudadanos de pueblos vecinos, ONGs y políticos están exigiendo la moderación de RWE hasta fin de año. Hasta entonces, una comisión gubernamental presentaría un plan para abandonar la explotación de carbón.


Recorrido turístico

Los domingos el pedagogo forestal Michael Zobel explica a los ciudadanos las ventajas del bosque de Hambach. En este bosque hay robles de más de 300 años. Sus habitantes, el murciélago de Bechstein, el pájaro carpintero de pico medio y el lirón están en peligro de extinción. La importancia del bosque es desconocida para muchos visitantes.


Miedo al arresto y escalada de la confrontación

Durante una sesión de preguntas y respuestas, una habitante del bosque responde preguntas sobre la vida en el bosque, la protesta y las reacciones de la Policía. También le preocupa el clima, las vidas de las generaciones futuras, y confiesa que “teme ser arrestada, solo por vivir en el bosque”.


¿Qué tan militante es la protesta?

La policía aseguró en las últimas semanas que ha sido atacada con piedras por militantes con pasamontañas. Sin embargo, la mayoría de los habitantes del bosque son pacíficos. Al igual que estos dos jóvenes activistas con un extintor de incendios, considerados, en algunos casos, por la Policía como “supuestas bombas” que han sido explotadas, por precaución.


Situación legal no es definitiva

Aunque RWE tiene un permiso para talar, la organización medioambiental BUND ha apelado contra esa decisión. Dirk Jansen, de BUND, explica la situación a los miembros de la Comisión del Carbón. Según Jansen, el Tribunal Administrativo Superior de Münster podría fallar hasta finales de septiembre a favor de detener la tala.

Industria del carbón o protección del clima

La compañía de energía RWE quiere talar el último 10% del bosque que queda en Hambach. El 90% de este gran bosque ya ha sido destruido para la extracción de lignito. En dos años y medio, las excavaciones podrían haber llegado al borde del bosque. La lucha por el bosque restante es una batalla de intereses: la industria del carbón contra los protectores de la naturaleza.


Protección policial para la tala del bosque

A pesar de todas las apelaciones y las interpelaciones jurídicas en curso, el proveedor de energía RWE se apega a su plan de deforestación. El próximo 1° de octubre, la tala de los árboles podría comenzar. Los taladores de RWE preparan el derribo de los árboles bajo una fuerte protección policial.


Vida en un árbol

Desde hace seis años viven jóvenes en el bosque de Hambach. Allí han surgido pequeñas aldeas con casas en los árboles. En las copas de los árboles hay puentes de cuerdas para los vecinos. Estos defensores del medioambiente buscan evitar la tala del bosque con su protesta. Entre 100 y 200 personas viven actualmente en el bosque de Hambach.


Resistencia, hasta el fin de la explotación de carbón

Clumsy vive en una casa de árbol en el bosque desde hace cinco años. Para él, el cambio climático es la mayor amenaza para la humanidad. La extracción de carbón es, según él, ilegal. Con su protesta, quiere asumir la responsabilidad por las generaciones futuras, y considera que la suya es una lucha por los derechos humanos.


Visitas diarias

Actualmente, los habitantes del bosque reciben muchas visitas. En la actualidad son varios cientos los ciudadanos que asisten al bosque los domingos. Se quieren informar sobre la importancia del bosque y expresar su simpatía y solidaridad.


Apelan a detener la tala

El habitante del bosque más joven tiene casi un año de edad. La intención de RWE de derribar el bosque ha indignado y movilizado a los oponentes del lignito. Ambientalistas, ciudadanos de pueblos vecinos, ONGs y políticos están exigiendo la moderación de RWE hasta fin de año. Hasta entonces, una comisión gubernamental presentaría un plan para abandonar la explotación de carbón.


Recorrido turístico

Los domingos el pedagogo forestal Michael Zobel explica a los ciudadanos las ventajas del bosque de Hambach. En este bosque hay robles de más de 300 años. Sus habitantes, el murciélago de Bechstein, el pájaro carpintero de pico medio y el lirón están en peligro de extinción. La importancia del bosque es desconocida para muchos visitantes.


Miedo al arresto y escalada de la confrontación

Durante una sesión de preguntas y respuestas, una habitante del bosque responde preguntas sobre la vida en el bosque, la protesta y las reacciones de la Policía. También le preocupa el clima, las vidas de las generaciones futuras, y confiesa que “teme ser arrestada, solo por vivir en el bosque”.


¿Qué tan militante es la protesta?

La policía aseguró en las últimas semanas que ha sido atacada con piedras por militantes con pasamontañas. Sin embargo, la mayoría de los habitantes del bosque son pacíficos. Al igual que estos dos jóvenes activistas con un extintor de incendios, considerados, en algunos casos, por la Policía como “supuestas bombas” que han sido explotadas, por precaución.


Situación legal no es definitiva

Aunque RWE tiene un permiso para talar, la organización medioambiental BUND ha apelado contra esa decisión. Dirk Jansen, de BUND, explica la situación a los miembros de la Comisión del Carbón. Según Jansen, el Tribunal Administrativo Superior de Münster podría fallar hasta finales de septiembre a favor de detener la tala.



lunes, 17 de septiembre de 2018

Un belga entre jihadistas responsables de decapitación masiva en Siria

Todo parece indicar que un belga es el responsable de 110 decapitaciones en Siria, noticia que tiene consternados y avergonzados a sus compatriotas del país europeo, según reseñó el diario holandés Telegraf.
Abou Souleiman al-Belgiki, como lo llamaban, era uno de los verdugos más notorios de los terroristas en Raqqa, una localidad del país asiático. Fue publicada una foto del hombre, que en realidad se llama Anouar Haddouchi.
Un abogado sirio reveló a medios locales que lo que más le gustaba al belga era “cortarle la cabeza a la gente y siempre instó a la población local a acudir a esas decapitaciones en la plaza del mercado central de Raqqa”.

EL TERRORISTA BELGA ERA UN PRIVILEGIADO. FUE RESPETADO POR ISIS Y TEMIDO POR LA POBLACIÓN LOCAL, REVELÓ PERIÓDICO HOLANDÉS. FOTO WEB.
El abogado habló la semana pasada con una delegación belga. El verdugo escapó con un colega británico en la caída de Raqqa, por las fuerzas del orden del gobierno de Bashar al-Asad, y ahora no tiene rastro.
“El terrorista belga era un privilegiado. Fue respetado por ISIS y temido por la población local “, según el periódico holandés.
Anouar Haddouchi, de 33 años, partió hacia Siria en el verano de 2014 con su esposa Julie Maes (31) y sus dos hijos. Es considerado por el poder judicial en Bélgica como cofinanciador de ataques terroristas en ciudades europeas.
Luego abrió una cuenta en la que se depositaba dinero, destinado a los terroristas Abdelhamid Abaaoud y Mohamed Abrini, acusados de ser responsables de las masacres en París y Bruselas.

Mil guitarras recuerdan en Chile a Víctor Jara a 45 años de su asesinato

Un millar de guitarristas que reviven su música y un concierto de artistas y grupos consagrados homenajean en Chile al cantautor Víctor Jara, cuyo cadáver fue encontrado tal día como hoy hace 45 años después de ser asesinado por militares tras el golpe de Estado de 1973.
La VI edición de “Mil Guitarras para Víctor Jara” se celebrará el próximo día 22 en la Plaza de La Paz de Recoleta, frente al acceso principal al Cementerio General de Santiago, en el que reposan los restos del autor de “Te Recuerdo Amanda”, “El Arado” y “Plegaria a un Labrador”, entre muchas otras canciones que hasta hoy se difunden en todo el mundo y diferentes idiomas.
Este año, el homenaje estará dedicado a “Canto Libre”, el quinto álbum del cantautor, que contiene temas emblemáticos de su creación, como “Angelita Huenuman”, “La Pala” y “Canto Libre”, que da nombre al disco.
En años anteriores, la actividad contó con destacados artistas internacionales, como el argentino León Gieco o el cubano Vicente Feliú.
Víctor Jara, que además de cantautor era director de teatro, fue detenido el 12 de septiembre de 1973 por los militares que el día anterior habían derrocado al presidente chileno, Salvador Allende, y fue llevado junto a miles de otros presos a un estadio techado.
En ese recinto, que hoy lleva su nombre, sufrió cuatro días de torturas que incluyeron la quema de sus manos, despedazadas a culatazos hasta que fue asesinado de 44 balazos.
“Somos 5.000 en esta pequeña parte de la ciudad… cuántos seremos en todas las ciudades y en todo el país. Solo aquí 10.000 manos siembran y hacen andar las fábricas.¡Cuánta humanidad con hambre, frío, pánico, dolor, presión moral, terror y locura!”, escribió el artista durante su cautiverio en un pequeño papel rescatado por un prisionero superviviente.
Su cuerpo, junto al de otro ejecutado, Littré Quiroga, director de Prisiones durante el Gobierno de Allende, fue abandonado en un erial situado detrás de un cementerio en el área suroeste de Santiago y reconocido por su viuda, Joan Jara, el domingo 16 de septiembre de 1973 en el Servicio Médico Legal (SML).
Los militares la obligaron a sepultarlo inmediatamente, en una anónima ceremonia de la que sólo participaron ella y un amigo.
“Estaba torcido, tenía las manos quebradas y muchos impactos de bala”, testimonió la viuda en su libro “Víctor Jara, un canto truncado”.
“Fue torturado por funcionarios del Ejército y ejecutado por sus captores el día 15 de septiembre”, consignó el Informe Rettig, que documentó las violaciones a los derechos humanos cometidas durante la dictadura militar chilena que encabezó el general Augusto Pinochet (1973-1990).
De humilde origen campesino, Víctor Jara nació el 28 de septiembre de 1932, e inició su carrera artística como integrante de un teatro de mimos y del grupo folclórico “Cuncumén”, mientras estudiaba teatro en la Universidad de Chile.
Su creación musical fue interpretada tras su muerte por diversos grupos y cantantes de trayectoria destacada en el mundo, como el grupo Quilapayún, Los Machucambos, Mercedes Sosa, la finlandesa Aija Saijonmaa o Peter Gabriel.
Considerado, junto a Violeta Parra y Patricio Manns, uno de los más grandes exponentes de la canción popular chilena, Víctor Jara fue también un destacado director de teatro, que alcanzó el éxito y el reconocimiento de la crítica con obras como “Fulgor y Muerte de Joaquín Murieta”, con textos de Pablo Neruda.
El pasado 3 de julio, un juez especial condenó a nueve miembros del Ejército por la muerte de Víctor Jara y de Littré Quiroga.
Ocho de ellos, Hugo Sánchez, Raúl Jofré, Edwin Dimteri, Nelson Haase, Ernesto Bethke, Juan Jara, Hernán Chacón y Patricio Vásquez, fueron condenados a penas de 15 años y un día de prisión como autores de los homicidios y a otros tres años como autores del secuestro de ambas víctimas.
El noveno condenado, Rolando Melo, fue sentenciado a 5 años y un día como encubridor de los homicidios y 61 días como encubridor de los secuestros.
Otro involucrado, Pedro Barrientos, huyó a Estados Unidos, donde fue condenado por el crimen en 2016, y está pendiente en ese país un pedido de extradición de la Justicia chilena.
El 28 de septiembre, en el Estadio “Víctor Jara”, destacados grupos musicales como Inti Illimani e Illapu, entre otros, ofrecerán un concierto de homenaje al cantautor centrado en sus composiciones.
En la imagen un registro de la Viuda de Víctor Jara, Joan Jara
En la imagen un registro de la Viuda de Víctor Jara, Joan Jara.
EFE