martes, 21 de febrero de 2017

Ecuador enfrenta hora peligrosas

Captura de pantalla 2017-02-21 a las 18.01.22
Lenín Moreno, ganó en las elecciones presidenciales del último domingo 19 de febrero.  En lo que resta del conteo de votos, el candidato de Alianza PAÍS se encuentra a pocas décimas de alcanzar el triunfo en primera en vuelta. Queda un 10% de preferencias por escrutar.
Por otro lado, el gobierno de Rafael Correa habría obtenido un claro respaldo popular en la consulta para  impedir  candidaturas políticas o el ingreso a cargos públicos de personas con patrimonios en paraisos fiscales.
El golpismo ecuatoriano, como era  esperable, se ha dirigido hacia los cuarteles.
A pesar de haberse contabilizado en tiempo record la preferencia de la ciudadanía, la demora hasta el jueves para entregar las cifras finales, está siendo levantada por los enemigos de la democracia para llamar a desconocer los resultados, denunciando un supuesto fraude.
Estas maniobras criminales comenzaron con la movilización e incitación a la violencia, intentada por Andrés  Paéz, del binomio derrotado, la misma tarde del domingo, frente al local  central del CNE – Consejo Nacional Electoral.
Estaba en marcha la operación para crear el clima proclive a una intervención militar directa destinada a quebrar el proceso eleccionario.
En las redes sociales, ayer temprano, circularon informaciones que aludían a una sublevación del general Luis Altamirano quien, supuestamente, se habría negado a remitir resultados falsos sobre las elecciones.
A las 15:27, este comandante de la Tercera División del Ejército Tarqui, con asiento en Cuenca, desmintió los rumores sobre el levantamiento.
A las 16:19, el Ministerio de Defensa publicó que las Fuerzas Armadas “garantizan la seguridad en el proceso electoral”  rechazando   “enfáticamente” los “falsos rumores”  de una asonada militar desestabilizadora.
Más tarde, la unidad comandada por Altamirano fue visitada por militares en retiro los que fueron impedidos  de ingresar.
La seriedad de la amenaza se ve reflejada en la declaración del Consejo de Generales del Ejército que señala :
“Las FF.AA. se permiten hacer un llamado a los organismos competentes del Estado a velar por el respeto estricto a la voluntad de nuestros mandantes expresada en las urnas, ya que es deber sagrado de las instituciones nacionales no desconocer la voluntad ciudadana”.
Con este comunicado, las Fuerzas Armadas están a un paso de la deliberación abierta al poner en duda, a través de un llamamiento público, la idoneidad de los órganos electorales oficiales para concluir, transparentemente, el proceso de traspaso del poder político.
Los medios de ultra derecha harán un festín con esta nota castrense.
Los dos días que vienen serán cruciales para la democracia ecuatoriana.
Alianza PAÍS no puede renunciar a defender a la mayoría ciudadana  que comparte su proyecto de progreso, libertad, dignidad e igualdad.
Esperamos se mantengan las misiones de observadores internacionales de la OEA y UNASUR como un disuasivo a los delincuentes, así como la conciencia alerta de quienes han conseguido una limpia victoria.
Algunas embajadas en Quito, han comenzado a informar a su personal de la inestabilidad que se pretende armar artificialmente para justificar el marco mediático dirigido a la opinión pública mundial. En esta materia, la CNN tiene un papel esencial en la persona de su conocido desestabilizador local, Andrés López.
La generosidad y grandeza de Lenín Moreno, al ofrecer su mano patriótica y dialogante al golpismo derrotado en las urnas, no es suficiente para evitar el zarpazo cobarde que tienen planificado dar los enemigos del pueblo de Ecuador. Ellos saben que es ahora o nunca.
El Ciudadano

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada