martes, 28 de febrero de 2017

Grupos fascistas siguen bloqueando las mercancías del Donbass


Las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, en la zona de Donbass, advirtieron este lunes con tomar el control de las empresas de carbón en sus territorios si continua el bloqueo a sus productos por parte de grupos fascistas ucranianos.
El máximo dirigente de Lugansk, Igor Plotnitski, y el de Donetsk, Alexander Zajarchenko, anunciaron que si antes del próximo miércoles el bloqueo a sus productos no finaliza, aplicarán la referida medida.
Desde finales de enero pasado, grupos fascistas levantaron barricadas en las líneas ferroviarias y en las carreteras que unen a Donetsk y Lugansk con el resto de Ucrania.
Cientos de vagones con carbón, por un lado, y camiones con otros productos, del otro, quedaron varados por la acción de los ultraderechistas, lo que ya obligó al cierre del segundo combinado metalúrgico ucraniano por falta de combustible.
El presidente de la Federación de Metalúrgicos de Ucrania, Serguei Belenki, estimó que las pérdidas internas son de casi tres mil millones de grivnas (unos 100 millones de dólares) y por exportaciones, en más de dos mil 500 millones de dólares.
Además, la paralización del flujo a Ucrania del carbón producido en Donbass, amenaza con dejar en la calle a unas 45 mil personas, pues también afecta a fábricas procesadoras de ese material.
La puesta bajo jurisdicción por las repúblicas populares de las compañías presentes en sus territorios le dará mayores posibilidades de independencia a la exportación que ahora deberán reorientar a Rusia y otras naciones.
Pese al conflicto de hace casi tres años, las minas en Donbass continuaron su funcionamiento en un proceso en el cual nunca dejaron de entregar material al resto de Ucrania, pese a las acciones bélicas en su contra.
Desde el 28 de enero último, las fuerzas ucranianas realizan una ofensiva en toda la línea de confrontación. Primero fueron escaramuzas y luego acciones con empleo de tanques, morteros, cañones de gran calibre y sistemas coheteriles.
Más de 10 mil personas murieron y unas 22 mil 800 resultaron heridas desde que en abril de 2014 las tropas ucranianas lanzaron una operación de castigo contra la población sublevada en Donbass.
PL

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada