lunes, 27 de febrero de 2017

Convoca Partido Comunista Ecuatoriano a pacto democrático por la vida

El Partido Comunista Ecuatoriano (PCE) convoca hoy a todos los ciudadanos y organizaciones de este país sudamericano a unirse en un pacto democrático por la vida y el respeto a las diferencias.
Esta iniciativa es parte de la lucha por defender las conquistas alcanzadas en los 10 años de revolución ciudadana, liderada por el presidente, Rafael Correa, explicó en entrevista con Prensa Latina el secretario general del PCE, Paul Almeida.
‘El proyecto es un llamado cívico resultante de una resolución adoptada esta semana por el Comité Ejecutivo del PCE’, precisó.
‘Desde hoy nos declaramos en defensa de la gratuidad de la educación, en defensa de la gratuidad de la salud, de la igualdad de oportunidades, independientemente de la etnia, la nacionalidad, del pueblo, de la condición socioeconómica, de todos los logros y avances democráticos la Constitución de Montecristi’, aseguró.
Según especificó, se trata de proteger la democracia ante los ataques en redes sociales por parte del movimiento CREO y su representante en las urnas Guillermo Lasso, contra las regiones y personas que votaron por el oficialista Lenín Moreno para presidente.
‘Esas actitudes son realmente crímenes de odio que deberían procesarse judicialmente (…), un fascismo que acaba de sacar sus primeras garras y contra eso vamos a luchar’, enfatizó.
La condena de Almeida y del PCE al exbanquero Lasso y su formación política, responden a mensajes irrespetuosos enviados a través de Twitter a habitantes de Manabí, provincia afectada por el terremoto del 16 de abril de 2016, por respaldar mayoritariamente al gubernamental Alianza PAIS y a Moreno en las elecciones generales realizadas el 19 de febrero pasado.
‘En primera o segunda vuelta vamos a vencer, porque el ecuatoriano humilde, con dignidad, no va a votar por un banquero para que sea presidente’, dijo sobre el balotaje que se realizará el venidero 2 de abril entre los dos aspirantes más votados en el ejercicio comicial inicial.
Los sufragios concluyeron con la victoria de Moreno con un 39,3 por ciento de papeletas, pero al no llegar al mínimo de 40 puntos porcentuales requeridos por ley, será necesaria la segunda ronda.
A su juicio, en la revolución ciudadana hay que cosas que se deben revisar y profundizar, pero el resultado de las elecciones convoca a mantener la mano tendida, como ha dicho Lenín Moreno, sin perder jamás el rumbo revolucionario y de izquierda del proceso en curso.
Sobre las acciones post-comicios de la derecha, consideró los llamados de la oligarquía como irresponsable, al igual que algunos medios de comunicación, los cuales intentan posicionar esos actos como una reacción ciudadana, cuando es solo de una parte minúscula donde no está el pueblo.
‘Desde las fuerzas de izquierda revolucionarias nos mantenemos en que lo primero es evitar confrontación entre ecuatorianos. Nadie quiere la guerra civil, ni la inestabilidad democrática del país, que es a lo que nos quieren conducir ciertos sectores’, agregó.
En ese sentido estimó que la postura de Lenin ha sido adecuada, coherente y fundamentalmente responsable, porque incluso siendo los perjudicados por las inconsistencia se sigue hablando de paz, tranquilidad y respeto de la institucionalidad.
Entre las actividades inmediatas del PCE de cara al balotaje mencionó dar a conocer con entendimiento absoluto el plan de gobierno de candidato y sobre todo la verdad del programa de Guillermo Lasso, que para nada representa a la mayoría.
Hablar con la gente, activar estrategias comunicacionales, participar en espacios de concentración política y de masa, así como promover un gran frente político ciudadano, con todas las organizaciones a favor de la democracia en distintos frentes, es parte de la iniciativa.
‘El triunfo de Lenin Moreno no será de Alianza PAIS, sino de la democracia, de los intereses mayoritarios del pueblo, de la constitución de Montecristi y en la segunda vuelta habrá mayor legitimidad’, advirtió.
Almeida reiteró que el pacto democrático implica respetar la institucionalidad, usar herramientas de participación ciudadana, evitar la violencia, condenar actitudes fascistas y discriminatorias, y crímenes de odio.
En su criterio, a ese gran llamado, el cual circulará en las redes sociales para promover adhesiones, deberían sumarse a nivel institucional las Fuerzas Armadas, la Policía Nacional, partidos de oposición y los que apoyan la democracia, como única forma de respetar la constitucionalidad y a las instituciones.
PL

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada