jueves, 23 de febrero de 2017

Trump asegura que su plan de deportaciones es una “operación militar”

Resultado de imagen para deportacion nazi
Las deportaciones de judíos en la segunda guerra mundial fueran una “operación militar”
Donald Trump declaró hoy que su estrategia para incrementar las deportaciones de indocumentados es una “operación militar”.
Ante un grupo de directivos de varias corporaciones, el mandatario norteamericano expresó: “estamos expulsando a estos chicos malos de Estados Unidos, a los miembros de las bandas delictivas, responsables de la mayoría de las actividades violentas, a un ritmo que nadie imaginó antes”.
En la reunión participaron los presidentes ejecutivos de General Electric CoLockheed Martin CorpDow Chemical CoInternational Paper CoFord Motor Co, y General Dynamics Corp, entre otros ejecutivos.
La declaración de Trump tiene lugar en momentos en que está de visita oficial en México el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, en lo que el jefe de la Casa Blanca calificó de una misión muy difícil.
El comentario del gobernante resultó sorprendente debido a que los funcionarios de la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE) y de las patrullas fronterizas son civiles, no pertenecen a los servicios armados, señala el sitio digital Politico.
Según la publicación, además resulta dudosa la afirmación de Trump de que los indocumentados son responsables de la inmensa mayoría de las acciones violentas en Estados Unidos, pues estudios recientes de instituciones especializadas demuestran una realidad muy diferente.
Las nuevas directivas del Departamento de Seguridad Interior, que ponen en vigor órdenes ejecutivas de Trump sobre inmigración y seguridad fronteriza, están dirigidas a garantizar el incremento de las expulsiones de extranjeros sin papeles, así como de la rapidez de esos procesos.
Estos documentos permiten a los agentes de la ICE repatriar a mayor cantidad de individuos en plazos muy cortos, cambio que requerirá un incremento sustancial de los recursos para las entidades encargadas de poner en práctica las decisiones.
En ese sentido, la Casa Blanca ordenó reclutar a 10 mil nuevos empleados para estos fines, y la expansión de los centros de detención.
Altos funcionarios del Departamento de Seguridad Interior aseguraron el martes que la deportación de refugiados centroamericanos a México se realizará de forma limitada y solo después de negociar con el gobierno de ese país.
Además, aclararon que estas nuevas instrucciones tampoco cambian el programa conocido como Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, que proporciona permisos de trabajo y protección de deportación a los jóvenes conocidos como dreamers.
(Con información de Prensa Latina)

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada